Las viviendas prefabricadas son una opción cada vez más común en España. Si estás buscando una nueva casa para vivir, quizás deberías considerarlas. Según datos de la Plataforma de Edificación Passivhaus, este tipo de alojamiento ha tenido un crecimiento de hasta un 30 % en nuestro país desde la aparición del coronavirus.

¿Cuáles son las principales razones por las que debes plantearte esta opción? Básicamente, será una construcción finalizada en un plazo de tiempo más bajo, con un precio de compra mucho más asequible, así como una mayor eficiencia energética.

Por qué apostar por las viviendas prefabricadas

Cada vez hay más motivos para que pienses que tu siguiente casa será prefabricada. Las casas prefabricadas ofrecen una enorme versatilidad, son sostenibles y adaptadas a los retos medioambientales que demanda el siglo XXI y, sobre todo, cuentan con un proceso de fabricación rápido y que no te dejará ninguna sorpresa en el presupuesto. ¿Sabías que famosos como Antonio Banderas ya apuestan por este tipo de vivienda? De hecho, en Amazon ya ofrecen un kit de construcción par que puedas construirte tu casa de 80 metros cuadrados.

Pero ¿por qué la vivienda prefabricada es una opción cada vez más demandada entre la población? Aquí te dejamos las principales ventajas para que no te lo pienses más y vivas tu experiencia en este tipo de casa. Los beneficios más destacados son los siguientes.

Proceso de construcción mucho más rápido

A buen seguro, si te has comprado una casa totalmente a medida, has vivido la mala experiencia de un año (o incluso más) de obras. Estos procesos son muy desgastantes, ya sea por los retrasos o porque el resultado final dista mucho de lo que esperabas.

En cambio, las casas modulares solo necesitan cinco meses. Esto es realmente muy positivo porque puedes aprovechar este tiempo para buscar una empresa de mudanzas para hacer el traslado, poner tu piso o la venta o buscar un inquilino para alquilarlo.

Existen grandes diferencias en el proceso de construcción de una vivienda prefabricada respecto a una convencional. La casa modular puede construirse en un taller, por lo que la meteorología no influirá en si los obreros podrán trabajar o no. Adicionalmente, se pueden coordinar varias tareas a la vez. ¿Recuerdas el dolor de cabeza que era ponerse de acuerdo con el pintor, el lampista o el fontanero en un corto plazo de tiempo?

La vivienda a tu medida de verdad

Sí, como lo lees. Muchas inmobiliarias te han prometido un piso a tu medida y, después, no ha sido verdad. No obstante, en el caso de las prefabricadas, es verdad y de la buena. Muchas empresas ofrecen la vivienda prefabricada en un catálogo estándar. Sin embargo, existe la posibilidad de personalizarla.

Al igual que ocurre con las casas convencionales, puedes elegir la vivienda completamente vacía y amueblarla a tu gusto o comprarla amueblada. Incluso, en algunos casos, pueden instalarte tu sistema de domótica, así como ayudarte a encontrar el terreno que quieras.

Formas de diseño totalmente únicas

El diseño y los materiales de construcción también son mucho más personalizados. Puedes optar por la metodología tradicional de hormigón, así como por opciones que se integran en paisajes de montaña de una forma completamente natural. Puedes construir las viviendas con una mayor libertad; aunque, al igual que ocurre con cualquier tipo de casa, es necesario que las prefabricadas se encuentren en un terreno urbanizable.

Por ello, necesitarás los permisos de construcción habituales. Los materiales generan menos residuos y son más eficientes a nivel energético. Esto también se verá reflejado en las facturas de la luz que pagues al final de mes.

Un precio de compra menor

Obviamente, hay gamas de todo tipo, al igual que ocurre cuando te compras un piso o una casa. No obstante, podrás encontrar modelos que van desde los 60 000 a los 80 000 euros y son realmente confortables. ¿A que es mucho más sencillo a la hora de pedir una hipoteca?

De media, el ciudadano español necesita el 20 % del valor de la vivienda como entrada antes de que una entidad financiera le proporcione una hipoteca de hasta el 80 %. Desde la crisis inmobiliaria, habrás notado que los bancos son mucho más reacios a conceder una hipoteca. Sin incluir todos los gastos de notaría que debes desembolsar o las comisiones de apertura del crédito, que también debes tener en cuenta, si el precio de compra de tu casa son 60 000 euros, la entrada que deberías poner estaría alrededor de los 12 000 euros. Muy por debajo de los 40 000 o 50 000 euros que podrías necesitar para la entrada de una vivienda habitual.

Como conclusión, las viviendas prefabricadas están cada vez más de moda y son un modelo de construcción que te ofrecerá grandes ventajas por las que pagarás un menor precio que por los pisos o casas convencionales. ¡No esperes más y vive tu experiencia en una vivienda modular!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies